Tus Noticias de La Ribera

MIEDO

El miedo es la sensación de angustia que se tiene por un peligro real o imaginario. También es un sentimiento de desconfianza que impulsa a creer que ocurrirá algo que se teme.

Nadie quiere sentir miedo. A pesar de que por naturaleza se presenta ante un inminente peligro y nos empuja a reaccionar para salvarnos de la situación. Tener miedo de manera racional es humano. Todo ser vivo tiene sus miedos. Lo que no es humano es el miedo infundado. Cuando se analiza el miedo reconocemos que en cierta medida es bueno padecerlo, pero más allá de la lógica roza lo esperpento. Tener miedo a lo desconocido es algo sencillo de solucionar si quien lo padece esta dispuesto a salir de la burbuja de la comodidad y deshacerse de la pereza que loancla al temor, un temor que surge de la multitud de razones que la mente argumenta para continuar en la inmovilidad. Le convencerá con frases tan típicas como: "Más vale malo conocido que bueno por conocer". La pregunta del millón es que si es bueno y no se conoce, ¿no será que estamos atrapados en la ilusión de un acomodamiento anodino que no aporta riqueza ni propósito alguno? Sin embargo, si se decide conocer lo bueno, muy posiblemente, te encuentres con algo mejor. Si seguimos prefiriendo lo malo por miedo a conocer lo bueno siempre tendremos la sensación de estar estancados y sin avance ninguno. El miedo tiene efectos nada amigables excepto en momentos de alerta por una evidencia de riesgo real, donde nos impulsa a defender nuestra vida o a huir de la circunstancia.

El miedo irracional es una especie de temor con solución. Si se rompe con la comodidad y se compromete la voluntad a disipar a través del estudio, del conocimiento y la acción determinada, encuentras que este se empequeñece en la medida en que te que aplicas y enfrentas a aquello que parecía imponderable. Cualquiera cuenta con el poder íntegro de disipar aquello que es capaz de paralizar la diligencia ante una situación desconocida, simplemente conociéndola.

El miedo es una cuestión mental. La mente no ha de regir los pensamientos ante la dificultad si no es una mente entrenada para tales situaciones. Tener miedo a lo desconocido es natural, pero no enfrentarse a ello es de niños. Y lo desconocido no tiene más poder que el que el individuo le da. Nadie quiere tener miedo porque le hace sentir mal, pues el miedo es muy capaz de matar. El estrés es el producto que fabrica en silencio el miedo que corroe las entrañas del alma, y como se sabe sobradamente, asesina cautelosamente distrayendo la mente en pensamientos absurdos que alejan del momento presente.

Hoy, más que nunca se tiene mucho miedo a todo. Se vive con demasiada tensión en el cuerpo y ello perjudica seriamente la salud mermando el sistema inmune y abriendo las puertas a cualquier enfermedad. Tenemos miedo a perder lo que tanto amamos, pues nuestro corazón está en las riquezas materiales que hemos conquistado con sangre, sudor y lágrimas. Ello nos pierde, nos desorienta del verdadero propósito de la vida, que no es otro que vivir los valores humanos capaces de mejorarnos como personas y especie. Vivir respetando el entorno y sus ecosistemas que generan hábitats apropiados para nuestro designio. Ello le da sentido a la vida y por ello se ha de defender cualquiera que este paralizado por el miedo. Hay que darle un vuelco al corazón, y que descubra de una vez por todas, el poder que conserva para dar forma a los valores y principios, al honor y al verdadero poder que esta por conquistar con verdad, paciencia y alegría.

El mayor enemigo del miedo es el conocimiento puesto en acción. La acción vaporiza el miedo. Conocer la verdad de cualquier asunto es la piedra filosofal en la vida. La verdad está por descubrir, y mientras no se decida trabajar por ella, gobernará sin miramientos la mentira. La mentira es muy sutil e inteligente, domina porque sabe que el individuo, a muy pesar de saber leer y escribir, entiende que sabe lo justo, lo justo para no ejercitar su pensamiento crítico capaz de cuestionar la información que se filtra en su mente y le marea hasta la saciedad encerrándose aún más en su burbuja de comodidad, que parece más bien un bunquer anti embates.

La mentira es la diosa que gobierna las mentes de los hombres que dejaron sus aprendizajes y con ello dieron paso a los miedos más irracionales inimaginables. Miedos o temores que arruinan sus vidas depresivas y huecas por ausencia decoraje. Son víctimas de un atropello consentido por la ignorancia dela verdad que solo espera la voluntad de un corazón que la estime.

Enfrentarse al miedo con la verdad y no doblegarse a ello, más cuando se cae ante la falsedad y la mentira que le representa, levantarse siempre con la verdad que fortalece el espíritu. No hay miedo irracional y absurdo que no desaparezca ante la valentía de la verdad que origina el conocimiento fruto del estudio y la razón. La verdad libera de las cadenas psicológicas y esclavas que mantienen en un mundo irreal a cualquier persona. Uno ha de ser capaz de destruir, de una vez por todas, la desidia que le ata al miedo que infunden intereses creados que discriminan y no respetan nada para conseguir dinero y poder. Lo vemos todos los días como utilizan el miedo creando una cultura aterradora, y una sociedad cosificada para manipular a sus anchas. Estos saben que el analfabetismo y el idiotismo social están en sus manos porque han hecho del individuo un sujeto condicionado Pavlovianamente y poco inteligente para así asentar sus planes. Porque se han erigido como dueños del saber, (del saber que les conviene que se aprenda desde párvulos hasta la universidad).

Solo queda saber la verdad, entender y comprender la verdad. Y cuando cualquiera decida indagar esta verdad que ahuyenta al miedo, la misma verdad le despertará de un sueño o, más bien, de una pesadilla que no merece.

JJ.Ll.N.

 

Blog de José Joaquín Llinares Nadal.

 

Noticias

La Ribera

TNR

José Joaquín Llinares Nadal

J. Joaquín Llinares Nadal

CONTACTA

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

 

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

Copyright © 2012 TUS NOTICIAS DE LA RIBERA