Tus Noticias de La Ribera

La estupidez titulada

La estupidez titulada por no llamarla el borrego diplomado. Pues, imagina quien no este abalado por estudios el nivel de borreguismo que arrastra.

El mundo esta abducido y no precisamente por los extraterrestres, sino por un sistema de vida que no le beneficia en nada. Un Establishment o poder establecido por una elite que ostenta de su poder hasta el extremo de degradarlo como ser humano. Pero, como animal de costumbres y ser de extensa comodidad se deja "joder" aun siendo capaz de reconocer que este régimen le suicida lenta y progresivamente a causa de ser un "homo inscite-inscite"de primera línea. Sí, somos muy ignorantes en todo. Y, lo peor, es que nos conformamos con nuestra incultura y retraso personal y social frente a tecnologías que no vienen a servirnos, sino, a que les sirvamos como meros esclavos. Pero, seremos felices con el circo perpetuado de una sesión sin fin. Niños grandes desean las elites tener que puedan ser explotados por juguetes que a la larga les harán infelices, amargados y sobre todo sumisos a nuevas ideas que siempre vienen dadas por los mismos manipuladores sistémicos que en nada aprecian al ser humano como tal. No son precisamente amigos, son simplemente contendientes de la vida y no digamos del amor al prójimo. Diría más bien, piratas, parásitos, pedigüeños, vividores, golfos, depravados y libertinos, en resumen una raza de víboras que con sus lenguas bífidas y su doble moral venenosa viven del engaño, la mentira y la extorsión al pobre condenado que solo sabe trabajar y quejarse por lo mal que le va la vida. Pero, es la decisión tomada por el borrego iletrado que rodeado de títulos y diplomas se cree saber más que la mayoría y no se entera de su miserable existencia. Es una marioneta en manos de unos señores que reinan a sus anchas este perdido mundo que pudiendo ser un paraíso lo queman para que se parezca a sus infiernos de antaño.

Y ahí anda dormida, con dosis anfetaminicas, la sagacidad humana, su perspicacia e inteligencia frente a un poder que le despedaza sus libertades y derechos como ciudadano del mundo. Sigamos si despertar a esta malévola y pedante argucia de estos dioses de pacotilla que dicen ser dueños del mundo, del hombre y de sus propiedades; dueños de sus religiones, de sus políticas y de sus leyes; dueños de sus hijos e hijas, de todo en cuanto tiene valor para el ciudadano de este planeta, de esta madre tierra que le amamanta sin cesar con sus mejores alimentos.

"No tendrán nada, y serán felices", proclaman a los cuatro vientos con orgullo y sosería. Y el pueblo, sigue en la tercera fase REM de su dormideramental, la fase en la que se sueña con placer, o no. Ellos avanzan en sus planes de hacer quebrar el mundo tal y como lo conocemos. Avanzan maquiavélicamente sin ningún tipo de contratiempos. Lo tienen muy claro. Se harán dueños de lo más básico para la vida: del aire, del agua, de los alimentos y de los techos. Entonces, habrán triunfado, mientras sigamos cómodos en nuestras dormideras afrodisiacas que nos proporcionan con sus circos de emisión continua en la butaca del salón.

Y luego piensas que puedes permitirte el lujo de despertar a algún ilustrado aborregado que solo le interesa el futbol, el rock y la birra. El loco eres tú. Deja de auto-compadecerte por los demás cuando a ellos solo les interesa seguir con la siesta.

La estupidez está demasiado extendida en un mundo de zombis que viven sin vivir y existen por existir. Esto no tiene sentido, pero la realidad no engaña.

Su mundo feliz no es utopía en sus mentes es una realidad que viven y defienden con los ojos cerrados. Les importa más su cómoda incomodidad que la moral, que la defensa de una libertad más elevada. La verdad es inexistente, ni les preocupa lo más minino. No les afecta, creen. Su mentira tan aderezada por relativismos mentales, tan perfecta hasta el extremo de creerse felices e importantes, es su manera de vivir. No levantan cabeza ni para ver el cielo. Y más ahora con sus celulares pegados a sus parpados succionándoles la energía que les queda por programas que son insultos a la dignidad, porque generan un borreguismo absoluto, una dependencia despótica. Están ciegos a su entorno, a la comunicación con sus semejantes, a la vida que se despliega a su alrededor. Ciegos y sordos, incluso mudos diría yo, ya que su comunicación para con los demás pasa a ser mayormente tecnológica y nada humanizadora.

De tener tendrán su celular y su memoria en la nube, y con ello les dirigirán hacia la nada más inhumana jamás vivida. Serán los muñecos de un sistema que jugará con sus pobres mentes anodinas, llenas de naderías y bagatelas que degradan su complexión humana y la acomodan a una mecánica naturaleza al servicio del Establishment.

Mientras ellos, los dioses de este mundo, los señores y dueños del sistema establecido, ordenan y organizan comedidamente sus objetivos a medio y largo plazo, se auto-definen como salvadores de una humanidad perdida y desorientada, nosotros, los pobres humanos, seguimos con la cabezacaída pegada a la pantallita del teléfono sin percatarse de que los derechos del hombre en la tierra se restringen con leyes y decretos que en nada favorecen la libertad y mucho menos el respeto a la dignidad humana. Solo cabe observar los cambios que perpetran a través de los gobiernos del mundo en dirección a sus conciudadanos, comandando países y estados en nombre de organizaciones que olvidan su legalidad y contrato por un bien común.

No tendrás nada es sinónimo de robaremos aquello por lo que tanto te has esforzado. Te robaremos hasta tus hijos que pasaran a ser del estado. Pero, serás feliz.

Piensa, cuestiona, averigua, verifica. La información y la verdad están ante tus ojos. No creas que por tener un título lo sabes todo. Deja de engañarte, deja de convencerte de que tu titulitis y fama están por encima de cualquier opinión. Apárcalos, sumérgete a analizar lo que ocurre a tu alrededor. Son tiempos que revelan las verdades que atemorizan. Seamos humildes ante esta avalancha de verdades en tiempos que parecen apocalípticos. Busca las razones de estos malestares y entenderás que estamos en manos de mafias organizadamente organizadas.

Dejemos de ser unos estúpidos y seamos más perspicaces. Todo los que reluce no es oro, las apariencias engañan, y mucho.

 

Noticias #Blog de José Joaquín Llinares Nadal

La Ribera

TNR

José Joaquín Llinares Nadal

J. Joaquín Llinares Nadal

CONTACTA

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

 

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

Copyright © 2012 TUS NOTICIAS DE LA RIBERA