Tus Noticias de La Ribera

LOS PROBLEMAS ECONÓMICOS

Segunda lamentación, la segunda preocupación de la gente. "Ellos preguntan a sus madres: "¿Dónde hay pan y vino?", mientras caen desfallecidos como heridos de muerte en las plazas de la ciudad". (Jeremías)

En esta segunda Lamentación, el profeta se duele profundamente del castigo tan severo que sufre su pueblo. La crisis o estafa que padecemos y que es la causante de todos los males económicos que sufrimos, es un castigo que nos están infringiendo los partidarios del "dios oro", somos víctimas propicias que ofrecen a su dios, al "becerro de oro", al "capital". Los que idolatran al "dios mercado" y que hoy siguen mandando en el mundo globalizado, los banqueros, los especuladores, las grandes multinacionales y las grandes aseguradoras forman la secta del "Becerro de Oro". Solo tenemos que ver a quién está favoreciendo esta "estafa" o, como dicen los manifestantes en la calle, "este atraco". ¿A quién favorece este atraco? A los grandes capitalistas, a los bancos financieros, a los grandes inversionistas y especuladores, Los multimillonarios han aumentado en España durante la crisis y a los republicanos de EEUU nos les importan los recortes. ¿Qué les hemos hecho a esos poderes para que nos castiguen de esta forma? Han fracasado en sus negocios (hipotecas tóxicas, burbujas inmobiliarias, inversiones fallidas) y ahora quieren que lo paguemos nosotros. Ellos privatizan la riqueza y socializan la pobreza. Nosotros, que estábamos tan tranquilos trabajando, pagando nuestra casa, nuestro apartamento, que habíamos conseguido formar parte de las clases medias ilusionadas por un buen nivel formativo, profesionalidad en el trabajo, comodidades en casa, capacidad para proyectar vacaciones, consumo, que prioriza la formación de sus hijos, que procura vivir seguro y disfruta de la cultura, de las fiestas y de los avances tecnológicos. Todo, nos lo habíamos ganado con el sudor de nuestra frente, y vienen el Fondo Monetario Internacional, el Banco Central Europeo y la Comisión Económica Europea y nos imponen una total austeridad diciéndonos que ya no tenemos esos sueldos, esa casa, ese coche, esas vacaciones, ese Erasmus... Y nos dicen que, para recuperar ellos sus fondos y el Estado garantice nuestros depósitos, debemos privarnos de una parte del sueldo, de la sanidad, de la educación, de la dependencia, de la vivienda, de la promoción de los hijos, de la cultura; mientras tanto, un grupo de privilegiados no renuncian a nada, se jubilan con cantidades millonarias, se reparten pensiones blindadas, se regalan sobres y bienes, se suben los sueldos, se fugan con la pasta a los paraísos fiscales y viven como pupilos del "dios oro".

Lamentamos lo que la calle llama un "golpe al estado social y de derecho" y los mal pensados, que suelen acertar, dicen que los adoradores del "becerro de oro" no quieren que, cada día, seamos todos más iguales entre nosotros, que no podemos disfrutar del Estado del Bienestar porque no hay dinero para mantenerlo, cuando el 1% de la humanidad vive a costa del otro 99% y que el mundo debe ser, en todo, como esa minoría quiera y mande, de pensamiento único y con una sola autoridad, el "becerro de oro", sin democracia.
Nos lamentamos, pero a esta situación le podemos dar la vuelta y no permitir que nos gobiernen los adoradores del "becerro de oro" con despidos baratos, recortes, copagos, pérdidas de derechos, subidas de impuestos y rebaja en las pensiones. Aún quieren más recortes. Y más ahora que estamos descubriendo que "otro mundo es posible", que la "economía del bien común es factible", que la gente está en la calle y que hay organismos, economistas y movimientos cívicos criticando a los eurócratas por haber provocado un sufrimiento innecesario a gran parte de los ciudadanos de la UE, sobre todo, a los del sur. Como dice Paul de Grauwe, profesor de la London School of Economics: "La Comisión es la única que no vio venir lo que pasaba. Son los responsables de la recesión por haber empujado a todos los países, al mismo tiempo, a una cura de austeridad. Estamos ante una recesión autoimpuesta. No podrían haber sido más estúpidos". Hasta Francia comienza ya a protestar. Lamentamos que una decena de expertos se lamente tan tarde de que Bruselas se haya equivocado al imponer recetas de austeridad. Lamentamos la estafa y su lamentable, por injusta, solución que ha castigado a las clases medias y a los más pobres. Llenemos las calles de la Ribera de indignados, cabreados de verdad. Me lamento, lloro pero actúo. Hay esperanza, si queremos. Volveremos a ser la Ribera próspera pero basada en la formación, la educación, una economía sostenible, los derechos y la solidaridad. No renunciemos a esto para ser competitivos. Para ser como los chinos, sin derechos, no hicimos la Transición Democrática. No volvamos atrás. Lamento.

 

Xavier Cantera

CONTACTA

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

 

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

Copyright © 2012 TUS NOTICIAS DE LA RIBERA